Viaches.com Unete a nuestra comunidad de viajeros y comparte tus fotos y recomendaciones de viajes.

Ofertas Pais Vasco

Pais Vasco

Las zonas montañosas cubiertas de verdes bosques y pastos, la escarpada y sinuosa costa salpicada de pintorescos pueblos pesqueros, y los núcleos industriales asentados en los valles hacen del País Vasco un paisaje de contrastes. Viajar al Pais Vasco, supone sumergirse en belleza de su paisaje y disfrutar de la calidad de su gastronomía y la amabilidad de sus gentes.

Vizcaya - Desde Santurce a Bilbao

Bilbao, un ejemplo de regeneración urbanística; la costa de Bizkaia, con espectaculares acantilados, pintorescos pueblos pesqueros y mágicos lugares como San Juan de Gastelugatze y Urdaibai; Las Encartaciones, con pequeños valles encerrados en estrechos valles; y el Duranguesado con su paisaje industrial, constituyen algunos de los rincones atractivos de Bizkaia.

Desde Santurce a Bilbao

“... vengo por toda la orilla”, continua una popular canción conocida especialmente en la Margen Izquierda de la ría del Nervión, una zona caracterizada por sus paisajes industriales hoy poco a poco trasformados. Santurtzi, Portugalete y Sestao, apostados en la margen izquierda del Nervión son hoy parte del Gran Bilbao.

Santurtzi, situado en la desembocadura de la ría de Bilbao, es un pueblo marinero que a pesar de su gran crecimiento, conserva sus raíces en el mar. Su puerto, los palacios que salpican sus calles y su gastronomía, especialmente las sardinas, son algunos de los atractivos de la localidad. Santurtzi limita con la noble villa de Portugalete, fundada en el siglo XIV. El mayor atractivo de esta villa llena de historia es el Puente de Bizkaia, el puente transbordador más antiguo del mundo. Construido en 1893 y declarado Patrimonio de la Humanidad, se encarga de unir los dos márgenes de la ría y ofrece unas vistas impresionantes. Destacan también en la localidad la Basílica de Santa María de estilo gótico-renacentista, la Casa-Torre de Salazar y el Convento de Santa Clara, hoy centro cultural.

Continuando el recorrido por la margen izquierda de la ría cruzaremos Sestao antes de llegar a Bilbao, una ciudad con un gran pasado industrial que se levanta entre montañas. Bilbao es hoy un ejemplo reconocido, a nivel mundial, de regeneración urbana, premiada por su capacidad de transformar un paisaje industrial en una ciudad sostenible y recuperar espacios deprimidos. El gran impulso a esta regeneración llegó con el Museo Guggenheim, diseñado por el arquitecto norteamericano Frank O. Gehry y situado a orillas de la ría. El museo, que integra el puente se la Salve, sorprende por su diseño de titanio y su impresionante atrio. En la plaza delantera al museo se encuentra Puppy, una escultura de JeffKoons que representa un perro compuesta por una estructura de acero recubierta de flores.

Hoy en el mismo muelle, rediseñado con grandes paseos, se sitúa también el Palacio Euskalduna, realizado por los arquitectos Federico Soriano y Dolores Palacios; la Torre Iberdrola, del arquitecto César Pelli; y el edificio Artklass entre otras nuevas construcciones. Al otro lado del muelle, el parque de Doña Casilda, constituye el pulmón verde de la ciudad. Un enclave con jardines, un estanque y zonas arboladas en el que se encuentra también el Museo de Bellas Artes, una de las mejores pinacotecas españolas.
En el nuevo desarrollo de Bilbao han tenido un gran papel el metro, diseñado en estilo futurista por Norman Foster y el tranvía que comunica los nuevos espacios de la ciudad con el casco antiguo.

El Casco Viejo de Bilbao construido en el siglo XIV, constituye uno de los lugares más interesantes de la ciudad. Sus calles siempre animadas, llenas de comercios, bares y buenos restaurantes, albergan preciosos edificios restaurados con amplias balconadas. La catedral de Santiago de estilo gótico; la Plaza Nueva, una elegante plaza porticada con gran ambiente; el Mercado de la Rivera, recientemente restaurado; son algunos de los atractivos de las zonas.

Desde el Teatro Arriaga, situado en la entrada del Casco Viejo, merece la pena acercarse hasta la plaza circular, presidida por Don Diego López de Haro, donde da comienzo la Gran Vía, arteria principal del ensanche. Al comienzo del recorrido merece la pena desviarse hasta los Jardines de Albia, una hermosa plaza rodeada de edificios históricos de la burguesía bilbaina, antes de continuar el paseo por la avenida principal que alberga grandes edificios como el Palacio de la Diputación, el Palacio Chávarri, el hotel Carlton o la Casa Montero.

Mapa del Pais Vasco

Mapa del Pais Vasco

Uribe Costa

La margen derecha de la ría del Nervión es señorial y palaciega. En su desembocadura se sitúa Getxo, que se extiende a lo largo de cuatro barrios: Las Arenas, Neguri, Algorta y Santa María de Getxo. Las Arenas, unido con Portugalete a través del Puente de Bizkaia, y Neguri son barrios levantados por la burguesía bilbaína destacados por sus impresionantes palacios y mansiones señoriales. En Neguri se encuentra también el puerto deportivo, cuyo carácter contrasta con el pintoresco puerto viejo de Algorta, el antiguo barrio de pescadores caracterizado por sus casas blancas y su gran ambiente en los atardeceres.

Continuando por la costa la carretera nos conduce hasta La Salvaje, una playa muy apreciada por los surfistas y los impresionantes acantilados y playas de Barrika, uno de los lugares más especiales de la costa vasca. Al otro lado de la desembocadura del río Butrón, en un estuario, se sitúa Plentzia, una localidad turística con bonitas playas presidida por la iglesia gótica de Santa María Magdalena. Gorliz es la continuación natural de Plentzia, un municipio turístico con una agradable playa y un pinar cercano a esta con merenderos. A unos minutos del casco urbano, en el cabo Villano, se puede disfrutar de unas magníficas vistas junto al faro.

Continuando hacia el este topamos con Bakio, un bonito pueblo pesquero y residencia vacacional de las clases privilegiadas, que construyeron casonas de gran variedad de estilos. En Bakio es importante el cultivo de la vid y la producción del chacolí, propiciada por el microclima de la localidad.

Urdaibai y Lea-Artibai

La Reserva de la Biosfera de Urdaibai integrada por valles escuetos volcados al mar a través de un estuario y la comarca costera de Lea-Artibai constituyen una ruta muy atractiva y obligada en cualquier oferta de Viaje al País Vasco.

Los límites de Urdaibai en la línea de costa los dibujan Cabo Matxitxako (Bermeo) al oeste y Punta de Arbolitz (Ibarrangelu), al oeste. De la costa Urdaibai se desliza hacia el interior por un estuario, acogiendo los alrededores de la ría de Guernica. Partiendo de Bakio y siguiendo la costa hacia el este se encuentra San Juan de Gaztelugatze, uno de los lugares más bellos del País Vasco. Se trata de un islote de la localidad de Bermeo coronado por la ermita de San Juan y unido a tierra por un puente de piedra y un estrecho camino. Una vez recorrido el puente más de 200 escaleras esculpidas en la roca nos separan de la ermita. Un lugar con un atractivo paisajístico sin igual.
Getxo, Vizcaya

Getxo, Vizcaya

Dirigiéndonos hacia la costa de nuevo por la margen derecha del estuario, topamos con el municipio de Kortezubi, con interesantes atractivos como la Cueva de Santimamiñe y el Bosque de Oma, un bosque con pinturas de Agustín Ibarrola que componen diferentes figuras. Retomando el camino, pararemos de nuevo para ver el castillo de Gautegiz Arteaga del siglo XV, antes de llegar a Elantxobe, un puerto pesquero cuyas casas parecen colgar de la montaña, debido a la inclinación de la ladera.

Dejando atrás Urdaibai y adentrándonos en Lea-Artibai, el turismo en el País Vasco tiene dos nuevas paradas obligadas en Lekeitio y Ondarroa. Dos localidades que miran al mar con bonitos puertos por los que pasear, interesantes cascos antiguos y buenos restaurantes donde degustar el pescado de la zona.


Guipúzcoa

La cocina vasca que goza de prestigio internacional tiene en Guipuzcoa algunos de sus mejores restaurantes. Una cocina tradicional y de autor elaborada con los mejores ingredientes y acompañada por vinos con Denominación de Origen como el Txakoli, que hacen disfrutar de cualquier viaje al País Vasco. La gastronomía es sin duda una de las ofertas del País Vasco mas atractivas

Guipúzcoa ofrece también un extenso litoral con excelentes playas y pueblos pesqueros desde Hondarribia hasta Mutriku, al mismo tiempo que un interior de espacios naturales, villas históricas como Tolosa, Azpeitia, Bergara y bellos caseríos como los del valle de Deba.

San Sebastián

El trazado urbano de San Sebastián se despliega elegante mirando a la Bahía de La Concha. El Monte Igeldo, con el conjunto escultórico “Peine de los Vientos” del célebre artista vasco Eduardo Continuando por la costa llegamos se alcanza Bermeo una localidad pesquera con estrechas y empinadas calles que te dirigen hacia el puerto, el corazón de la localidad. Su economía sigue hoy ligada a la pesca y las conservas de pescado, pudiéndose visitar en la localidad el museo del Pescador, ubicado en la Torre Ercilla del siglo XV. Pasear por el puerto viejo y el puerto deportivo y comer en uno de sus restaurantes son las mejores opciones para disfrutar de esta localidad.

Retomando la carretera de la costa la siguiente parada será Mundaka, la cuna del surf, situada en la desembocadura de la ría del mismo nombre. Desde los miradores de la localidad se obtienen unas de las mejores panorámicas de la ría, el mar Cantábrico y la cercana isla de Izaro. Tras cruzar varias localidades y la zona de la ría de la reserva de la biosfera, se llega a Guernika-Lumo el núcleo urbano de mayor importancia de la zona de Urdaibai.

Guernika, situada en plena vega del rio Oka es, desde que sufriera el bombardeo de 1937, símbolo de las libertades vascas y de la paz. La Casa de Juntas de Guernica con el simbólico Árbol de Guernica, se encuentra junto al Parque de los Pueblos de Europa, que alberga esculturas de Chillida y Henry Moore. La iglesia gótica de Santa Maria, visitar el Museo de la Paz o disfrutar del mercado que acoge cada lunes, son algunos de los atractivos de la villa.

Chillida a sus pies, marca el límite oeste de la ciudad. En este mismo lugar se abre la Playa de Ondarreta, la más pequeña de las tres playas de la ciudad, que enmarcada por una zona ajardinada llega hasta el Palacio de Miramar. Este palacio del siglo XVIII fue elegido por la reina Maria Cristina como residencia veraniega.

Al otro lado del palacio, el paseo marítimo de la concha, inconfundible gracias a sus elegantes barandillas y farolas, recorre la playa de La Concha, la más popular. En su arenal se levanta el Balneario La Perla, antigua caseta real de baños hoy convertido en un centro de Talasoterapia. Continuando nuestro camino llegaremos a los jardines de Alderdi-Eder, presididos por el Ayuntamiento, construido en 1887. Enmarcado entre estos jardines, el mar y el río Urumea que divide la ciudad, se encuentra la Parte Vieja de San Sebastian

El Bosque Encantado - Guipúzcoa

El Bosque Encantado - Guipúzcoa

El Casco antiguo de la ciudad, tiene su entrada más popular por el puerto, creado en el siglo XII. El puerto alberga hoy, en uno de sus extremos, el Aquarium, que permite observar numerosas especies de peces a través de un túnel transparente, y el Museo Naval, que recoge objetos del pasado marinero de la ciudad. Adentrándonos en las estrechas calles de la Parte Vieja, como se conoce al casco antiguo, lo primero que se divisa al fondo es la basílica de Santa Maria, de estilo gótico. Muy cerca se encuentra el Museo de San Telmo, donde se exponen 11 murales del artista catalán Josep Maria Sert, y un poco más allá la plaza de la Constitución. Esta plaza porticada, siempre animada, fue en el pasado plaza de toros y conservan aun los balcones numerados.

La Alameda del Boulevard da entrada a la ciudad romántica, una zona con casas señoriales del siglo XX e importantes edificios como la Diputación Foral o la Catedral de San Sebastian. El Teatro Victoria Eugenia comparte las orillas del Urumea con el Hotel María Cristina, ambos edificios de estilo neo-plateresco. Cruzando el puente de Maria Cristina se encuentran el barrio del Gros, un barrio de etilo art decó. Preside la playa de la Zurriola, el Palacio de Congresos y Auditorio del Kursaal, diseñado por el arquitecto Rafael Moneo.

La tamborrada o las regatas de traineras, son las fiestas con más tradición de la ciudad, mientras que los Festivales de cine y de jazz ponen a San Sebastian en el punto de mira internacional.

Costa: Playas y puertos

La costa vasca se caracteriza por los acantilados y verdes montañas que van a parar al rebelde mar Cantábrico. Tomando desde San Sebastian la carretera de la costa hacia el territorio vizcaíno, pasaremos Usurbil y Aginaga antes de llegar a Orio, un pueblo conocido por su gran tradición remera.

Tras cruzar la ría y antes de llegar a Zarautz, se encuentra el desvio hacia el Parque Natural de Pagoeta, perteneciente al término municipal de Aia. Los amantes de la naturaleza disfrutarán de un relieve abrupto con bosques naturales y prados en el entorno de los caseríos.

Zarautz es una villa turística con una espaciosa playa, la mas larga del País Vasco, y elegantes y mansiones construidos por la alta burguesía durante el siglo XIX. El Palacio de Narros, residencia veraniega de Isabel II de España, la Torre Luzea o el Palacio Portu son algunos de los edificios destacados de la ciudad junto al edificio que alberga el Hotel Restaurante Karlos Arguiñano.

Continuando hacia el oeste la siguiente parada es Getaria, cuna de Juan Sebastián Elkano y el modisto Balenciaga. La localidad alberga entra sus calles importantes Casas Torre, la iglesia gótica de San Salvador, y populares restaurantes en los que disfrutar de la gastronomía de la zona y del chacolí de Guetaria.

Cerca de Getaria y en las orillas del rio Urola, se levanta Zumaia una localidad con espectaculares playas, un gran puerto deportivo y unas vistas impresionantes de la costa desde su faro. Camino a Deba, muy próximo a la frontera con Bizkaia, merece la pena acercarse al santuario de Nuestra Señora de Itziar. Deba es una localidad tranquila, con playas de arena oscura en la desembocadura del río Deba y un importante turismo rural en el valle de Lastur.

La localidad más occidental de la costa guipuzcoana es Mutriku, un bonito pueblo pesquero levantado alrededor se su puerto.

Museo Guggenheim, Bilbao

Museo Guggenheim, Bilbao

Valle del Deba: Monumentos interiores

El valle del río Deba es rico en patrimonio, tanto cultural como natural. La ruta se inicia en la desembocadura del río Deba y se dirige al interior, remontando el río hasta Mendaro un pueblo rodeado por montañas, célebre por sus chocolates, cuya tradición se remonta al siglo XVIII.

Retomando el recorrido llegaremos a la villa de Elgoibar, de carácter industrial y con un interesante trazado urbano medieval y un espacio barroco como la Plaza de los Fueros, que alberga el Ayuntamiento y la iglesia de San Bartolomé o el Ayuntamiento. A continuación un pequeño desvío en Soraluze nos llevará a Bergara, una villa con un casco histórico declarado Conjunto Monumental, en el que destacan palacios, Torres y templos religiosos. Uno de los lugares más emblemáticos de la villa es la plaza de San Martín, donde se construyó en 1770 el Real Seminario de Bergara, referencia para el mundo científico en el siglo XVIII, que comparte escenario conel Ayuntamiento barroco y el palacio Jauregi.

Continuando hacia el sur, Oñati que fue señorío independiente hasta mediado el siglo XIX. Oñati ofrece todo un rico patrimonio artístico y cultural. Destaca el estilo renacentista de la Universidad Sancti Spiritus, el gótico de la iglesia de San Miguel, y gótico isabelino del Monasterio de Bidaurreta, entre otros impresionantes edificios. El el mismo municipio, ascendiendo por la falda de la sierra de Aitzgorri surge el Santuario de Nuestra Señora de Aránzazu. Este santuario católico mariano vanguardista levantado en los años 50 por el arquitecto Sáinz de Oiza y los artistas Jorge Oteiza, Eduardo Chillida, Lucio Muñoz y Néstor Basterretxea, se levanta en un lugar único rodeado de montañas y vegetación

El valle del Urola: Piedra, madera y hierro

Remontando el curso del río Urola desde Zumaia, nos encontraremos, tras recorrer unos kilómetros, con Zestoa. La localidad fue célebre por su balneario en la primera mitad del siglo XX, que atraía a la aristocracia europea. En Zestoa se encuentra también la cueva Ekain cerrada al público para conservar la muestra de arte rupestre paleolítico que alberga. De camino a la cueva, destaca el palacio de Lili del siglo VI.

Continuando por carretera hacia el sur, alcanzaremos Azpeitia. En la localidad niños y mayores disfrutarán entre las locomotoras y vagones del Museo Vasco el Ferrocarril. Azpeitia cuenta con grandes monumentos como la casa Antxieta y la iglesia de San Sebastián de Soreasu, aunque sin duda su mayor reclamo es el Santuario de Loiola.

La basílica, construida entre 1681 y 1783 consta de una nave circular con paredes esculpidas que remata una cúpula churrigueresca. Fue levantada en honor a San Ignacio de Loiola, fundador de la Compañía de Jesús, y cuya casa natal está integrada en el conjunto monumental.

Mapa del Sitio | Contacto |


2011 © Copyright AGC, inc. All rights reserved.
Politicas de Privacidad